Author: Shavei Israel

Más adelante este año, Shavei Israel traerá en Aliya a un gran grupo de 250 inmigrantes Bnei Menashe del noreste de India a Israel. Entre ellas está Esther Haokip, originaria de Manipur, que está muy emocionada de cumplir su sueño y regresar a la tierra de sus antepasados. Este...

El mes pasado, el Rabino Elisha Salas, emisario de Shavei Israel en Portugal, visitó el pueblo de Monte Do Bispo. El rabino brindó una conferencia sobre kashrut (la dieta alimenticia judía), en el marco del festival "Mercadinho", el festival de otoño de Monte Do Bispo. Monte Do...

Introducción Citaré las palabras de nuestros Sabios. Son correctos en todo momento y todo lugar: "Incluso en el juego, el corazón estará dolorido, y la alegría se afligirá" (Proverbios 14:13). La tristeza no es diferente de la alegría, está a su lado. Las lluvias que son una...

Este 9 de Av se cumplen 525 años de la expulsión de los judíos de España. Shavei Israel ha estado acompañando a los Bnei Anusim en su proceso de retorno al judaísmo. Los invitamos a conocer la historia de la familia Israel y apoyar nuestras actividades.  [vc_video link='https://youtu.be/nnfBB79WXGA'] ...

[caption id="attachment_32927" align="alignleft" width="300"]Olga (izquiera) estudiando con el R. Baumol (centro) Olga (left) studying with R. Baumol (center)[/caption] Olga creció en Polonia como cristiana polaca, sin conexión con el judaísmo, hasta que descubrió sus raíces judías a los 12 años de edad. A partir de ese punto de Olga comenzó el viaje hacia sus raíces judías, buscando apoyo social, espiritual y físico en el centro de la comunidad judía en Cracovia y estudiando conmigo varias veces a la semana durante años. Esta historia no es inusual en Polonia; en los últimos 25 años, miles de jóvenes, varones y mujeres, han encontrado su camino de vuelta y han entrado de nuevo en la comunidad judía ayudando a revitalizar la vida judía en Polonia. Pero su historia no es tan simple: mientras Polonia estuvo ocupada por los comunistas, el antisemitismo penetró profundamente en la conciencia de los judíos polacos, quienes juraron no revelar sus raíces judías a sus hijos o a ellos mismos. Así que cuando, después de mucha insistencia y dilatoria, la madre de Olga finalmente reveló la verdadera identidad de Olga, ella dijo "que su abuela era judía" – incapaz de pronunciar las palabras "soy judía, mi madre era judía, y tú también eres judía... " La "tercera generación" desde la Segunda Guerra Mundial es más abierta y predispuesta a decir en voz alta lo que sus padres sólo podían mantener oculto en su interior. La tía de Olga vivió toda su vida como una judía oculta, y nunca se reveló al mundo exterior su verdadera identidad. El año pasado ella falleció y yo fui incapaz de convencer a la familia de hacer el entierro en un cementerio judío, ya que no quieren identificarse públicamente como judíos. Otra alma se perdió. Pero Olga está girando el sentido de la corriente; ha estado llevando a cabo este viaje desde hace varios años; ha estado estudiando, observando, como voluntaria, iniciando proyectos, la participación en el diálogo entre los judíos y los polacos no judíos, la educación de los estudiantes polacos sobre el judaísmo (que tienen una gran curiosidad sobre esta parte perdida de Polonia) la cual se ha determinado para redimir la identidad escondida y oculta de las próximas generaciones.
Por Brian Blum Li Jing with her passport La aliá de China continúa. En los próximos meses, cinco jóvenes mujeres de la comunidad judía de Kaifeng, emigrarán a Israel. Cada una tiene su propia y fascinante historia. Por favor conozca a Li Jing. A los 27 años de edad, Li Jing es la mayor de las cinco mujeres. Li creció en Kaifeng, pero estudió inglés de negocios en la universidad en Xi'an, a seis horas de tren de su ciudad natal y el hogar de los famosos guerreros de terracota. Después de sus estudios, Li trabajó como gerente de servicio al cliente en Kaifeng hasta hace dos meses, cuando dejó su trabajo para comenzar a preparar con mayor intensidad su aliá. "Me gustaba mucho mi trabajo", dice ella. Sin embargo, está lista para nuevas oportunidades de negocio en Israel. En estos días, está estudiando hebreo e inglés en línea con un tutor especial de Shavei Israel. A diferencia de algunas otras comunidades con las que Shavei Israel trabaja, los Judíos de Kaifeng nunca olvidaron u ocultaron su identidad judía. "He sabido desde pequeña que soy judía", dice Li Jing. "Mi padre nos dijo que nuestros antepasados vinieron de Israel. Aun así, sé que tengo un montón de cosas por aprender. Cuando mi padre me contó por primera vez sobre nuestros antepasados, me llené de orgullo. Pero luego quedé un poco desconcertada. Quiero decir, ¿qué significa ser judía?". Cuando Li creció, sus padres hicieron todo lo posible para enseñarle lo que significa ser judía. "Hemos mantenido el sábado, celebramos el Año Nuevo y todos los días de fiesta -Yom Kipur, Sucot, Janucá, Pascua - según la ley judía", dice ella. "Hacemos Kidush [santificación del vino] en Shabat y demás festividades". La familia de Li ha sido activa en la comunidad judía de Kaifeng, participando en las celebraciones y actividades del grupo.
Rabbi-Salas-in-cemetery-300x231En 1536 Portugal expandió la inquisición española a su territorio, dirigiéndose a judíos que se habían convertido al catolicismo para escapar la persecusión, pero que eran sospechosos de seguir practicando el judaísmo en secreto. Muchos de estos Anusim (cripto-judíos, conocidos como conversos o marranos) escaparon de España hacia Portugal, y cuando la inquisición los persiguió, se escaparon nuevamente, esta vez a Holanda, donde afortunadamente fueron bienvenidos y les permitieron reiniciar sus vidas. La seguridad que sintieron en Amsterdam, en particular, permitió a las nuevas comunidades judías practicar nuevamente el judaísmo en forma completa y abierta. En 1614, el primer cementerio judío fue establecido en Amsterdam. El cementerio celebró sus 400 años el último diciembre, y el Rabino Elisha Salas, emisario de Shavei Israel para los Bnei Anusim de Portugal, fue invitado a asistir a los festejos. Para el Rabino Salas, quien se encuentra ubicado en Belmonte, Portugal, y trabaja con los Bnei Anusim, algunos de los cuales solo ahora están descubriendo sus raíces, fue una inspiración ver como anusim hace cientos de años atrás encontraron libertad para abrazar su herencia. "Uno podría pensar que, debido a la enorme fuerza de la inquisición, los anusim que se escaparon a Amsterdam debían continuar escondiendo su nombre judío¨, dice. ¨¡Pero lo que vi en el cementerio de Amsterdam y en los fundadores de la sinagoga y comunidad judía, no eran nombres alemanes sino portugueses!¨