Cura para los habitantes de Belmonte

Cura para los habitantes de Belmonte

Introducción

Citaré las palabras de nuestros Sabios. Son correctos en todo momento y todo lugar: “Incluso en el juego, el corazón estará dolorido, y la alegría se afligirá” (Proverbios 14:13).

La tristeza no es diferente de la alegría, está a su lado. Las lluvias que son una bendición también generan barro y suciedad, así también la alegría en el mundo siempre está mezclada con tristeza.

El Rabino Shmuel Hanagid, que vivió en la Edad de Oro trajo una metáfora del mundo animal: “el pastor intenta sacar a la oveja a pastar contra su voluntad, pero cuando se trata de traerlo de vuelta desde el campo también es contra su voluntad.”

Un evento increíble se atravesó en mi camino

En junio y julio de 2017, la comunidad de Belmonte (Portugal) me invitó a enseñar hebreo a través de la organización Shavei Israel.

La comunidad de Belmonte es una comunidad de descendientes de Anusim que mantuvieron su judaísmo en secreto durante 500 años, se casaron solo entre ellos y hace una década regresaron al judaísmo completa y oficialmente.

Además de ser maestra, soy diagnosticadora, lo que me ayudó a identificar un impedimento visual en la comunidad: ¡Más del 30% de la comunidad sufre de impedimentos visuales!

Su enfermedad es genética, debido a la endogamia que se mantuvo durante tantas generaciones, para así celosamente mantener su judaísmo.

No es de extrañar que la comunidad de Belmonte quiera ver y disfrutar de la belleza del mundo. Pero, ella necesita un pastor para iluminar su camino hacia la cura.

Afortunadamente para mí, cayó en mi regazo el poder asistirlos con los escasos medios que tenía a mi disposición.

Después de regresar a Israel, escribí cartas en nombre de los líderes de la comunidad a distintos hospitales israelíes (Tel-Hashomer, Hadassah, Ijilov, Rambam) y al Ministerio de Salud de Israel. Las cartas fueron enviadas con el fin de conscientizar de la existencia de la comunidad y para encontrar una cura para su enfermedad.

De hecho, entendí que si la comunidad de Belmonte no recibía tratamiento médico, su enfermedad podría llevarlos a la ceguera completa.

Para mi sorpresa y alegría, poco después de que se enviaron las cartas, el Dr. Yishai Falik del Ministerio de Salud se comunicó conmigo por email y me escribió lo siguiente:

Buenos días, Shoshi

Gracias por la noble conducta y la iniciativa de contactarnos con la comunidad de Belmonte, donde se voluntarizó como profesora de hebreo.

Vea a continuación la respuesta del Prof. Benyin:

… el Prof. Sharon se acordó que esta especial comunidad fue investigada en el pasado por el profesor Kaplan de Francia… es probable que la mutación genética que se encontró en ese momento sea la misma que causa la enfermedad a los descendientes en la actualidad. Recomendamos verificar esto mediante un examen de ADN a los miembros afectados de la comunidad, y si este es el caso, se puede proporcionar asesoramiento genético para evitar el nacimiento futuro de niños con la enfermedad. El profesor Sharon está dispuesto a hacer esto en forma gratuita…

Convencido de que contribuyó mucho a la comunidad y promovió no solo su conversión y absorción en Israel, sino también su salud.
Le deseo que siga actuando con tanta dedicación y vea bendición.
Ishai
 
Dr. Ishai Palik MD MBA
Director del Departamento de Procedimientos y Normas

 

Como resultado de esta conexión, la comunidad de Belmonte está recibiendo actualmente tratamiento médico, profesional y dedicado, de mayor a menor. Tratamiento brindado en Israel y Belmonte, Portugal por 31 equipos médicos.

Shosh Jovav Tzadik

——————————————————

Shavei Israel agradece a la profesora Shosh Jovav por sus muchas contribuciones a la comunidad, a su dedicación durante su estancia en Belmonte y a su sensibilidad por el sufrimiento del prójimo, cuando no sólo identificó un problema médico grave, sino que también se entregó y logró ayudar a encontrar una solución correcta y digna

Comments

comments

Shavei Israel
Shavei Israel
info.shavei@gmail.com