Parashá Bo 5781

Parashá Bo 5781

Por Rav Reuven Tradburks

 

Acontecen la octava y novena plaga. Antes de la décima, la muerte del primogénito, se acuerdan los mitzvot (mandamientos) del Korban Pesaj (el sacrificio de la Pascua) y Matzah (pan ázimo). Los primogénitos mueren. Se envían a los judíos fuera de Egipto. Se dan mitzvot para conmemorar los eventos trascendentales del Éxodo de Egipto. 

 

1ª. Aliya (10:1-11) La octava plaga: langostas. Moisés y Aarón llegan a Paró. Llegará un enjambre de langostas que devorarán toda la vegetación que quedó después del granizo. Ellos se ausentan. Los asesores de Paró le advierten que Egipto está en camino a la destrucción. Traen de regreso a Moisés y Aarón. Paró dice: ve y sirve a tu D-os. ¿Quién irá? Moisés responde: jóvenes, viejos, hombres, mujeres, animales. Paró se niega: solo hombres. Y los despacha.

 

Las plagas tienen esquemas. Uno de los esquemas en estas últimas plagas parece ser lo contrario a la creación. En la historia de la creación, la luz es creada en el primer día. Los cielos en el día dos. La tierra y la vegetación en el día tres. A la inversa: La langosta devora toda la vegetación de la tierra. Son una nube desde el cielo. En la oscuridad, Moisés levanta su bastón hacia el cielo. Y entonces: no hay luz. Como si el mundo de Egipto se confunde regresando al caos.

 

2ª. Aliya (10:12-23) El viento del este trae a la langosta. Oscurecen la tierra, comen toda la vegetación. Paró llama rápidamente a Moisés y Aarón: He pecado a D-os, vuestro D-os. Reza para remover esta muerte de mi. Moisés lo hace. El viento trae a la langosta de regreso al mar. Paró no deja salir a la gente. La novena plaga: tres días de oscuridad. Los judíos tienen luz.

 

Aunque o deberíamos tener un hijo preferido, podemos tener una plaga favorita. A los niños les gusta las ranas. Mi favorita es la oscuridad. Por lo que demuestra de los judíos. ¡Si en Egipto está oscuro por tres días, Ah! Si, ¿porque tres días? No nos dicen cuanto duraron ninguna de las otras plagas. ¿Por qué la oscuridad duró tres días? ¿En que otro segmento de la historia se mencionan tres días?   

 

Moisés le pide a Paró que permita que los judíos vayan por tres días al desierto a servir a D-os. Si está oscuro por tres días-perfecto-ve y anda por tres días y para cuando regrese la luz, los judíos están al lado del mar. ¿Por qué no salieron clandestinamente bajo la cubierta de oscuridad?

 

Porque la historia no es la marcha hacia la libertad del judío. Una marcha hacia la libertad hubiera tenido un líder carismático que amotina a la gente para que luchen contra las injusticias sufridas, dirigiendo a la gente que ansían ganar su libertad. Pero esa no es la historia. Los judíos están en Egipto 430 años. Sin rebelión. Moisés tiene 80 años cuando es llamado para esta misión, un poco tarde en la vida para guiar a su pueblo. Pero guiar al pueblo no es su idea, es empujado a ello. Se niega. Moisés no es un líder carismático, un suave orador elocuente, un legislador con maestría.

 

La historia del Éxodo es Su historia. Elige a Moisés, contra de su voluntad, para ser su aval. Y miren a los judíos, hubieran podido escaparse, pero no son manifestantes por la libertad. Viven totalmente por la voluntad de D-os, no sus propias voluntades. Cuando tuvieron la oportunidad de escaparse, no lo hicieron. El líder renuente y sus seguidores pasivos significan una sola cosa: su redención no fue por sus hechos, pero por Sus hechos.

3ª. Aliya (10:24-11:3) Paró lo llama a Moisés. Vayan a servir a D-os, incluso los bebés. Solo dejen los animales. Moisés contesta: debemos llevarlos, no sabemos lo que ofrecer hasta que lleguemos allí. Paró: no regreses a verme o morirás. D-os le dice a Moisés que después de la próxima plaga serán libres. Y los egipcios los proveerán con oro y plata.

 

La justicia es un tema central en la Torá. La injusticia de la esclavitud debe ser corregida, por lo tanto, la promesa de que los egipcios darán oro y plata, una pequeña corrección de la injusticia de la esclavitud.

 

4ª. Aliya (11:4-12:20) Moisés le dice a Paró de la inminente plaga del primogénito. Tu gente nos va a implorar que nos vayamos. Moisés se retira enojado. D-os le dice a Moisés que Paró no escuchará. Moisés y Aarón reciben instrucciones para el sacrificio de la Pascua: en el décimo día del mes toma un cordero para la familia, guárdala hasta el 14, todo el pueblo judío debe ofrecerlo, consúmelo por la noche, asado con Matzah (pan ázimo) y Maror (hierbas amargas), con el bastón en tu mano y zapatos sobre los pies. Mientras tanto, castigaré a todos los primogénitos a media noche. Este día y su celebración estará marcado para la eternidad. Come matzah durante siete días, no comerás chametz (comida con levadura) durante siete días.   

 

Se debe comer matzah en la noche del éxodo, antes de media noche. ¿Pero pensé que comemos matzah por el apuro del éxodo? Eso no sucede hasta mañana. El Rabino Menachem Lietbag señala que el seder (cena de Pascua) de la noche del éxodo es una comida anti-egipcia. Los animales son sagrados, entonces asamos uno. Y el pan que se levanta es un avance egipcio. En esta área todo el pan es plano, pitas, laffas. El pan en moldes sofisticados es egipcio. De modo que en el seder de Egipto no hay pan egipcio de fantasía, solo matzah.

 

5ª. Aliya (12:21-28) Moisés enseña a la gente el sacrificio de la Pascua, incluyendo marcar las puertas con sangre. No deben salir de sus casas en esa noche. Este festival será celebrado para siempre, cuando lleguen a la tierra celébrenlo. Sus hijos les preguntarán por que, díganles porque D-os pasó sobre nuestras casas. La gente que escuchó estas directivas se inclina y hace exactamente lo que D-os le indicó a Moisés y Aarón.   

 

Imagínense la fe necesaria para seguir estas instrucciones. D-os prometió que los primogénitos serían azotados el 15 del mes a media noche. Y con este acto, seremos libres. Pero para que los esclavos se preparen descaradamente a sacrificar el animal sagrado de Egipto, no solo en un día, pero retenerlo por cuatro días, ¡ofrendarlo y asarlo! ¿Por qué asarlo sobre fuego? No se, pero puedo conjeturar que no se puede esconder el aroma de un asado. Todo el distrito lo disfruta. A los judíos se les prescribe celebrar sin vergüenza, públicamente, quemando en su presencia lo que es sagrado para los egipcios, ¡antes de ser liberados!  

 

Y para aumentar la confianza, la fe, la garantía, nota que lo observarás para siempre. Antes de que ocurre el éxodo, están planeando de celebrarlo para siempre. Esto es confianza. Fe.

 

¡¡¡Cuando Moisés enseña al pueblo, hacen exactamente lo que D-os les ordenó!!!

 

6ª. Aliya (12:29-51) A medianoche mueren todos los primogénitos de Egipto mueren. Paró llama a Moisés y Aarón y les ordena que partan para servir a D-os. Rápidamente para que todo Egipto no sea castigado. Hubo seiscientos mil hombres adultos entre la gente que salió de Egipto. La masa se horneó como matzah ya que no hubo tiempo de dejarla levantar. La estadía en Egipto fue de 430 años. D-os le indica a Moisés y a Aarón las reglas del sacrificio de la Pascua: solo los esclavos circuncidados, no los empleados, todo el pueblo, no lo saquen de sus casas, una sola regla para toda la gente.

 

El éxodo de Egipto es una creencia fundamental: D-os forma la historia judía con yad jazaká (mano fuerte) y brazo extendido. Creemos en un D-os todopoderoso. Que nos dio la Torá. Pero Quien además tiene un plan. El intervino en las cuestiones del hombre, nos acercó a El. A menudo la Mano de D-os en la historia, en realidad muy a menudo, ha sido oculta para nosotros. ¿Adonde nos está llevando ahora? ¿Cómo nos está guiando?

 

Nosotros, la generación privilegiada, nosotros los privilegiados que hemos regresado a nuestra Tierra, somos realmente privilegiados de leer de Su yad jazaká y zroa netuiá (brazo extendido), podemos inclinarnos, y si, afirmar, que El guía a su gente, y El interviene en nuestra historia.

 

7ª. Aliya (13:1-16) D-os ordena: todos los primogénitos de la gente y los animales de los judíos serán sagrados para mi. Moisés le dice a la gente: recuerden este día, porque en el D-os los redimió de la esclavitud con Mano Fuerte. Cuando lleguen a la tierra de Israel, cuiden lo siguiente: coman matzah por siete días, quiten toda la levadura de sus casas, díganles a los niños que para esto D-os nos sacó de Egipto. Y atenlo como como un signo sobre su brazo y como recordativo entre sus ojos. Cada animal primogénito es una ofrenda dedicada. Cuando tu hijo pregunte ¿qué es esto? dile que D-os nos sacó de Egipto. Enlázalo como un signo sobre tu mano y una guía entre tus ojos, ya que D-os nos sacó con una mano fuerte.

 

La historia del éxodo debe ser recordada en todos sus detalles a través de los mitzvot (mandamientos). Incluyendo el enlazar tefilin (filacterias) en nuestra mano, nuestro brazo mas débil, porque El tiene el brazo fuerte, y sobre nuestras cabezas. Porque todas nuestras acciones y aspiraciones a lo largo de la historia deben ser guiadas por esta historia de Su amor, llevándonos a ser su amado.  

 

Sobre el Autor:

El Rav Reuven Tradburks es el director de Majón Milton, el curso preparatorio en ingles para conversión, una asociación del Concilio Rabínico de América (RCA) y Shavei Israel. Además, es el director del RCA-Región Israel. Previamente a su aliya, el Rav Tradburks, sirvió 10 años como el Director de la Corte de Conversión del Vaad Harabonim de Toronto y así mismo como rabino de congregación en Toronto y en los Estados Unidos.

 

 

 

Comments

comments

Chaya Castillo
chaya@shavei.org