pARASHÁ NOAJ 5781

pARASHÁ NOAJ 5781

Por lo general, me siento desafiado a conectarme con la realidad de la situación que Noaj (Noé) vivió. Puedo conectarme con sus desafíos fisiológicos y morales, pero hasta ahora el mundo entero “a punto de terminar” y al pasar mucho tiempo a solas con la familia, y parte de ella resulta completamente extraña. La historia de Noaj es la historia de una pandemia moral multigeneracional que casi acaba con toda la vida en la tierra. La historia comenzó la semana pasada en la séptima Aliá. Después de que la Torá nos habla de los tres hijos de Noé, nos dice que la inmoralidad sexual se había vuelto desenfrenada, esto no es simplemente una queja moralista, esta plaga de inmoralidad hace que la esperanza de vida disminuya de un promedio de ochocientos años a apenas ciento veinte. La plaga continúa y pasa a los animales, la Torá aquí registra el primer caso de contaminación cruzada entre especies en la historia.


¿Cuál es la solución? Dios aísla a Noaj, su familia y un grupo selecto de animales no expuestos durante un año mientras desinfecta el mundo. Finalmente, después de un año encerrado en el arca: Noaj, su familia y los animales pueden volver al mundo. Inmediatamente Noaj se involucra en un comportamiento de alto riesgo, bebe y cae víctima de la plaga, es violado por su nieto Canaan. El bloqueo es difícil, podemos simpatizar con Noaj y su error. Tan pronto como nos dejaron salir, ¿quién no quiso comer en un restaurante e ir al centro comercial? Necesitamos aprender del error de Noaj y estar listos para cambiar nuestro comportamiento cada vez que salimos. Si no, sabemos que solo podemos esperar el mismo destino que aquellos que se negaron a cambiar sus costumbres de antes.

¡Shabat Shalom!

Rav Yehoshua Ellis,

Emissario di Shavei Israel en Varsovia, Polonia.

Comments

comments

Chaya Castillo
chaya@shavei.org