Parashá Vaera

Parashá Vaera

Por Rav Reuven Tradburks

Parashat Vaera es la transición de las promesas Divinas a la acción Divina. Después del rechazo de Paró al final de la parashá de la semana pasada, D-os le asegura a Moisés que liberará al pueblo judío de la esclavitud y lo transportará a la tierra de Israel. Después de la reticencia de Moisés, Moisés y Aarón son enviados a Paró. Acontecen las primeras siete plagas: sangre, ranas, piojos, animales salvajes, enfermedad animal, forúnculos, granizo. Paró responde en un vaivén, accediendo en momentos y luego cambiando de idea.

 

1ª. Aliya (6:2-13) D-os responde firme y definitivamente al enfoque, aparentemente inútil, de Moisés a Paró, al final de la parashá de la semana pasada. Yo soy D-os, un nombre no conocido por los Avot. Yo les prometí la tierra de Israel. Escuché el llanto de la gente. Y recordé el convenio. De manera que dile a la gente: Yo, D-os, los estoy sacando, los estoy salvando, los estoy liberando, trayéndoles hacia Mi, trayéndoles a la Tierra. La gente no escucha, debido a sus cargas. D-os le dice a Moisés que vaya a ver a Paró. Moisés objeta: la gente no me escuchó, ¿porque lo hará Paró? En esta Aliya, D-os establece la creencia judía mas fundamental. Hasta ahora conocemos a D-os como el Creador. Y Juez (para los que pecan-Caín, el diluvio, Sodoma). Como El que promete a Abraham. Pero Sus acciones en la actividad humana han sido vistas solo a la distancia. La promesa de la tierra no ha sido otorgada. Yosef incluso interpreta su vida como D-os queriendo salvar al pueblo judío de la hambruna- pero esa es su conjetura, atisbando a D-os detrás de la actividad humana.

 

Ahora todo cambia. En lugar de buscar, observando detrás de la escena la actividad Divina, El nos dice exactamente lo que El hará. Ahora, por primera vez, D-os revela en gran detalle, lo que El está por hacer. Y sucede inmediatamente. En vivido detalle, El le relata a Moisés y a la gente lo que hará: sacarlos, salvarlos, liberarlos, acercarlos a El, traerlos a la Tierra.

 

Y con respecto a las plagas, El dice lo que hará. Y luego lo hace inmediatamente. Ese es el motivo que hay diez plagas. Una y otra vez, El quiere demostrar que El controla el mundo, y por lo tanto la historia humana.

 

Y lo mas primordial- no está castigando. El está acercando a Su amado, a Su primogénito hacia El. El le dijo a Noé que castigaría al mundo. Y lo hizo. El le dijo a Abraham que castigaría a Sodoma y Gomorra. Y lo hizo. Pero esto no es castigo. Es el amor por Su gente.

 

2ª. Aliya (6:14-29) Se esboza el linaje de Rubén, Simón y Levi. Incluyendo el nacimiento de Moisés y Aarón. Estos son los mismos Moisés y Aarón que D-os les ordena ir a Paró. Los que hablan con Paró.

 

Aparentemente, el linaje de Moisés es dado para resaltar que no es un líder por causa de su linaje. No es el primogénito de Rubén. No es el primogénito de Levi. Ni siquiera es el primogénito de Amram. Moisés no es un líder por virtud de su linaje.

 

3ª. Aliya (6:30-7:7) D-os le dice a Moisés que se dirija a Paró. Moisés se resiste: tengo la lengua atada, ¿cómo me escuchará Paró? D-os le dice a Moisés: Te estoy estableciendo como el juez de Paró; Aarón tu portavoz. Yo endureceré el corazón de Paró. El no te escuchará.

Aquí comienza el detalle de lo que ocurrirá. Políticamente, desde un punto de vista normal, Moisés sabe que no tendrá éxito. El es débil, Paró fuerte. Pero, se le informa que el y Paró son solo peones en las Manos de D-os.

 

4ª. Aliya (7:8-8:6) Las plagas comienzan. Ve a Paró en la mañana cuando el va al rio. Con esto sabrás que Yo soy D-os. Las aguas se convertirán en sangre. Moisés le advierte a Paró. Aarón golpea las aguas; se convierten en sangre. Los hechiceros también lo hacen. Paró no escucha. La segunda plaga: ve y dile a Paró que D-os dice que permita ir a la gente a servirlo. De lo contrario, las ranas invadirán su casa, cama, horno y las casas de los esclavos. Aarón levanta su bastón y las ranas invaden. Paró llama a Moisés y le pide que rece para que esto se detenga.

 

Las primeras dos plagas, sangre y ranas, vienen del agua. Agua nos hace pensar inmediatamente en la Creación: el espíritu de D-os flotaba sobre las aguas. Agua es el comienzo: en Bereishit, el comienzo del mundo. Aquí, el comienzo del pueblo judío.

 

Y las plagas comenzarán por lo bajo y ascenderán. ¿Qué hay por debajo del nivel de la tierra? Agua, que se concentra en terrenos bajos. Las primeras dos plagas son del agua. La cuarta y quinta, animales salvajes y enfermedad de animales, son de la tierra. Y la séptima, octava y novena, granizo, nube de langostas y oscuridad vienen del cielo.

 

5ª. Aliya (8:7-8:18) Moisés reza, no hay ranas, Paró falta a su palabra. Tercera plaga: Aarón levanta su bastón, los piojos invaden al hombre y al animal. Los hechiceros tratan, sin éxito, de imitar; es la mano de D-os. Paró no escucha. Cuarta plaga: Ve a Paró por la mañana cuando va al rio. Dile: habrá animales salvajes en Egipto, pero no en Goshen. Con esto sabrás que soy D-os en el medio de la tierra.

 

Quienquiera que decidió donde termina una aliya, comentó esta elección. En nuestra parashá, tendría sentido que las aliyas terminen nítidamente con el final de una plaga- donde termina el párrafo. Pero ambas, esta aliya y la próxima, terminan de la misma manera: así sabrás que Yo soy D-os.

 

La primera, cuarta y séptima plagas, comienzan cuando Moisés lo encuentra a Paró por la mañana cerca de las aguas. Y cada una repite la misma frase: así sabrás…La primera es: así sabrás que soy D-os. La cuarta: así sabrás que soy D-os en el medio de la tierra. Y la séptima: así sabrás que no hay otro como Yo.

 

Estas son las tres columnas de la creencia judía. Hay un D-os. El es nuestro D-os, está envuelto en el mundo. Y El es Uno.

 

6ª. Aliya (8:19-9:16) Ocurre la plaga de las bestias. Paró está de acuerdo en que la gente parta para celebrar en el desierto. Moisés reza para que termine la plaga. Paró cambia de idea. La quinta plaga: Ve a Paró, los animales estarán plagados de enfermedades, pero no los animales de los judíos. Paró averiguó y vio que era cierto. Pero endureció su corazón. La sexta plaga: Moisés arroja polvo al cielo, en frente de Paró. Se convierte en forúnculos y llagas en los animales y la gente. D-os endureció el corazón de Paró. Séptima plaga: Moisés, ve a Paró por la mañana. Con esta plaga, sabrás que no hay nadie como Yo.

Las plagas cuatro y cinco, animales salvajes y enfermedades de animales, atacan solo a los egipcios, no en Goshen. Esto es para enseñar que D-os está envuelto en las actividades del hombre, distinguiendo entre lo malo y lo bueno.

 

Convirtiendo el agua en sangre es un ataque al dios de los egipcios, por lo tanto, sabes que Yo soy D-os. Aquí, el ataque solo en Egipto es para enseñar: Yo soy D-os, trabajando en el medio de la tierra. Y las ultimas plagas vienen del cielo: El controla el cielo, los poderes, el cosmos. Nadie mas que El.

 

7ª. Aliya (9:17-35) Caerá granizo y destruirá todo en su camino. Moisés levantó su bastón y granizó cayó en el medio de truenos y fuego. Paró llamó a Moisés y Aarón: he pecado; D-os es justo. Reza para eliminar esto y los dejaré ir. Moisés lo hizo. Paró se negó a dejar salir a la gente.

 

Aunque las plagas siguen una orden precisa, las reacciones de Paró no lo son. El se suaviza, permitiéndoles salir a celebrar. Luego cambia de idea. Aquí está de acuerdo en que ha pecado. Esto es una aceptación impresionante de responsabilidad. Lo llamaríamos teshuva. El está compungido. Luego cambia de idea.

 

Aunque esta manifestación de la representación de D-os en el mundo no tiene precedentes, el hombre, sin embargo, se mantiene obstinado.

 

La parashá termina después de siete plagas. Las últimas tres se encuentran en la parashá de la semana entrante. El drama del éxodo de Egipto se desarrolla en tres capítulos: Vaera, Bo y Beshalaj.

 

Esta historia es la mas sobresaliente de la vida judía. Mención diaria en nuestros rezos. En el Shemá, en el Birkat Hamazón (bendición después de la comida). Mencionada en el Kidush. Y en el seder (narración del éxodo de Egipto). Porque representa una primicia radical en la creencia religiosa. D-os como Creador es una creencia básica. D-os como Juez, recompensando y castigando es una creencia básica. Pero la idea de que D-os interviene en el mundo, dándole forma a la experiencia humana, acercando a los judíos hacia El, para traernos a la tierra de Israel-el D-os de la historia es presentado aquí. Somos consentidos en nuestros tiempos, cuando vemos al D-os de la historia en nuestro retorno a la tierra de Israel. Para nosotros es obvio. Lo vemos con nuestros propios ojos. El D-os de la historia nos es presentado aquí, en nuestra parashá.

Sobre el Autor:

El Rav Reuven Tradburks es el director de Majón Milton, el curso preparatorio en ingles para conversión, una asociación del Concilio Rabínico de América (RCA) y Shavei Israel. Además, es el director del RCA-Región Israel. Previamente a su aliya, el Rav Tradburks, sirvió 10 años como el Director de la Corte de Conversión del Vaad Harabonim de Toronto y así mismo como rabino de congregación en Toronto y en los Estados Unidos.

 

 

 

Comments

comments

Chaya Castillo
chaya@shavei.org