Israel Tag

Todo comenzó en 1982, cuando Yael y la madre de Elisheva Franco ayudaron a abrir una nueva escuela secundaria en El Salvador. La llamaron "Jerusalén." La madre de las hermanas Franco no sabía nada acerca de la tradición judía y la escuela era "una escuela laica normal", explica Yael Franco. Diez años más tarde, Yael y la madre de Elisheva llegaron a Israel con una beca de la Embajada de Israel para estudiar educación en Haifa. Una vez más, no hubo una relación abierta con el judaísmo. "Ella sentía una conexión con Israel, pero que no sabía por qué", continúa Yael. Hoy en día, toda la familia Franco practica el judaísmo tradicional. El hermano mayor, Eliyahu, fundó la sinagoga Beit Israel en San Salvador, capital del país, y toda la familia Franco se convirtió en sus miembros fundadores. Yael y Elisheva ahora han dado el siguiente paso: después de su conversión formal al judaísmo, el año pasado, ambas han realizado aliá. Cuando preguntamos a Yael a qué atribuye ella los impresionantes cambios en su vida y las vidas de su familia, dice simplemente: "Me siento como si D’ios guiara nuestra familia, sin que nos demos cuenta. Poco a poco empezamos a hacer las cosas. Primero fue el nombre de la escuela, entonces nuestra madre vino a Israel. Hemos mantenido el Shabat antes incluso de que haya una conexión judía". Esa es la manera en que ocurren las cosas por lo general con los Bnei Anusim de España, Portugal y América Latina, cuando patrimonios judíos escondidos brotan en los lugares más inesperados - como una premonición de forma espontánea al llamar “Jerusalén” a una escuela en el corazón de la América Central, a más de 12 mil kilómetros de la capital histórica del pueblo judío. Los Bnei Anusim son descendientes de judíos que fueron forzados a esconderse u obligados a convertirse al catolicismo hace 500 años. Muchos escaparon de Europa hacia el nuevo mundo en las naves de los grandes exploradores, estableciéndose en El Salvador, Colombia y Chile. Pero la Inquisición les siguió y estos judíos, al igual que sus hermanos que quedaron en el viejo país, pasaron a la clandestinidad. Shavei Israel se reunió recientemente con cuatro mujeres jóvenes de El Salvador que están ahora en Israel en las diversas etapas del proceso de conversión y aliá, estudiando en Midrashot (seminarios) y ulpanim de hebreo en el área de Jerusalén (una quinta mujer, Aliza, no estaba disponible para una entrevista). Rajel, de 27 años, estudió comunicación en El Salvador y espera continuar en ese campo en Israel - tal vez incluso convertirse en periodista. "Sé inglés y español, lo que me abre muchas oportunidades", dice ella. "Ahora estoy estudiando hebreo".