¿Trayendo a casa una de las tribus perdidas? Una entrevista con el rabino Michael Freund, fundador de Shavei Israel

¿Trayendo a casa una de las tribus perdidas? Una entrevista con el rabino Michael Freund, fundador de Shavei Israel

Por Tzvi Fishman – 22 Elul 5780 – Septiembre 10, 2020

La ministra de Aliá y Absorción de Israel, Penina Tamanu-Shata, le dijo al rabino Michael Freund en una reunión reciente que está avanzando con los planes para que otros 722 miembros de la comunidad Bnei Menashe del noreste de India se muden a Israel.

Durante las últimas dos décadas, Freund, fundador y presidente de Shavei Israel, ha estado a la vanguardia de los esfuerzos para ayudar a los Bnei Menashe, quienes afirman descender de una de las Diez Tribus Perdidas, a regresar al pueblo judío. De hecho, gracias en gran parte a los esfuerzos de Shavei Israel, más de 4.000 Bnei Menashe viven ahora en Israel.

Freund, creció en Nueva York, se graduó de la Universidad de Princeton, cuenta con una maestría de la Universidad de Columbia y es coautor de dos libros.

The Jewish Press (“La Prensa Judía”): ¿Quiénes son exactamente los Bnei Menashe?

Rabino Freund: Son descendientes de la tribu de Menashe, una de las Diez Tribus Perdidas que fueron exiliadas de la Tierra de Israel hace más de 27 siglos por el Imperio Asirio. Actualmente residen en la parte noreste de la India, principalmente en el estado de Mizoram y Manipur, a lo largo de las fronteras con Birmania y Bangladesh.

A pesar de vagar en el exilio durante tanto tiempo, nunca olvidaron quiénes eran o de dónde venían y nunca olvidaron dónde esperaban regresar algún día: Sión. Increíblemente, a pesar de estar separados del resto del pueblo de Israel durante generaciones, se aferraron a su identidad, continuaron practicando el judaísmo y nunca perdieron la fe en que eventualmente se reunirían con el resto del pueblo judío.

¿Cuántos Bnei Menashe hay y qué tipo de judaísmo practican?

Hasta ahora, hemos tenido la bendición de traer a más de 4.000 Bnei Menashé de aliá a Israel, y aún quedan otros 6.500 en India esperando por venir. Los Bnei Menashe están distribuidos en más de 50 comunidades en todo el noreste de la India, cada una con su propia sinagoga.

Durante siglos, practicaron una forma bíblica de judaísmo, observando el shabat, guardando kosher, celebrando los festivales y siguiendo las leyes de la pureza familiar. También estaban realizando los ritos de sacrificios cuando los británicos los descubrieron hace más de un siglo.

Curiosamente, no estaban al tanto de Purim o Janucá, los cuales conmemoran eventos que tuvieron lugar siglos después del exilio de sus antepasados. En la década de 1980, cuando establecieron contacto por primera vez con el difunto rabino Eliyahu Avichail de Jerusalén, adoptaron el judaísmo ortodoxo contemporáneo, que practican fielmente hasta hoy.

He visitado sus comunidades en numerosas ocasiones en la India y es realmente una vista extraordinaria. Todos los hombres usan kipá y muchos tienen tzitzit colgando de debajo de sus camisas, mientras que las mujeres visten con modestia.

¿Cómo se involucró por primera vez con Bnei Menashe?

Hice aliá desde Nueva York en 1995, y cuando Benjamin Netanyahu fue elegido primer ministro en 1996, me nombró para servir como su subdirector de comunicaciones en la Oficina del Primer Ministro bajo la dirección de David Bar-Illan, de bendita memoria.

Un día, en la primavera de 1997, llegó un pequeño sobre naranja dirigido al primer ministro por los líderes de la comunidad Bnei Menashe. Cruzó mi escritorio, así que lo abrí y leí la carta. Fue un llamamiento muy emotivo, pidiendo que se permitiera a los Bnei Menashe regresar a Israel después de 2.700 años.

Para ser honesto, al principio pensé que era una locura. Pero había algo muy sincero y muy genuino en la carta, así que decidí responderla. Luego, una vez que me reuní con los miembros de la comunidad, aprendí más sobre su historia, tradiciones y costumbres, me convencí, por extravagante que parezca, que de hecho son nuestros hermanos perdidos y que necesitábamos ayudarlos.

Así que comencé a luchar a través de las barreras de la burocracia y dispuse que grandes grupos de Bnei Menashé hicieran aliá.

¿Todos los aceptan como judíos?

Me acerqué al rabino Principal sefardí de Israel Shlomo Amar en 2004 y le pedí que estudiara el asunto. Después de hacerlo, en una reunión en marzo de 2005, el rabino Amar declaró que los Bnei Menashe son “Zera Yisrael” – esto significa, descendientes de Israel como grupo colectivo – pero que debido a que fueron separados del resto del pueblo de Israel, mientras tanto, cada individuo tendría que someterse a un proceso de conversión formal, que es exactamente el procedimiento que se sigue.

Los 4.000 Bnei Menashe de Israel han sido convertidos por el Gran Rabinato de Israel, por lo que son tan judíos como tú o como yo.

Es fascinante que un grupo aislado durante tanto tiempo regrese ahora a Israel.

Simplemente abra cualquiera de los libros de los Profetas y verá que todos hablan de la reunión de los exiliados, incluidos Judá e Israel, es decir, las Diez Tribus Perdidas de Israel. Isaías dice: “Y será en ese día que se tocará un gran shofar y vendrán los que se perdieron en la tierra de Asiria” (27:13). Esta es una referencia explícita a las tribus que fueron exiliadas por los asirios.

Y en Jeremías (3:18), Hashem promete: “En esos días, la casa de Judá caminará con la casa de Israel y vendrán juntos desde una tierra en el norte a la Tierra que les di a tus antepasados ​​como herencia. “

El regreso de los Bnei Menashé, que son descendientes de la casa de Israel, es el comienzo del cumplimiento de estas promesas milenarias. Por lo tanto, creo que es un paso importante en el proceso de redención.

¿Cómo describiría su absorción en la sociedad israelí?

Gracias a Di-s, en general, ha sido un éxito. La mayoría de inmigrantes Bnei Menashe tienen al menos un diploma de escuela secundaria, algunos tienen títulos de colegios y universidades indias y muchos hablan inglés. Todos tienen smartphones en la India, por lo que están familiarizados con las formas occidentales y siguen de cerca las noticias en Israel.

Todos los hombres jóvenes de la comunidad sirven en las FDI, y muchos se ofrecen como voluntarios para unidades de combate de élite. Un número creciente de jóvenes en la comunidad se han graduado de universidades israelíes con títulos que van desde trabajo social hasta ingeniería, y algunos jóvenes han recibido ordenación rabínica.

Obviamente, como nuevos inmigrantes, enfrentan muchos desafíos, pero los Bnei Menashe son sionistas comprometidos y judíos observantes y están decididos a hacerlo funcionar.

Comments

comments

Chaya Castillo
Chaya Castillo
chaya@shavei.org