Una visita inspiradora en la casa de Rav Kook

Una visita inspiradora en la casa de Rav Kook

El Centro Ma’ani de Shavei Israel realizó un evento especial, “Visitando la Casa Rav Kook” una excursión para los estudiantes de Majon Miriam, con la explicación en español dada por Oro Jalfon. También participaron varios estudiantes de habla hispana de Midreshet Lindenbaum y Yeshivat Hakotel. En total, hubo unos 30 participantes.

Beit HaRav Kook, la casa del Rav Kook en Jerusalén, es hoy en día lugar de encuentro y de visita de numerosos grupos de yeshivot, colegios, midrashot, e Institutos tanto de Israel como de otros países.

Es la casa donde vivió Rabi Abraham Itzhak Hacohen Kook (1865 – 1935), desde 1921, fecha en que fue establecido el Rabinato principal de Israel y el Rav Kook nombrado primer Rabino Askenazi de Israel bajo el mandato británico.

Gracias a los fondos donados por el filántropo americano Harry Fischel, “Beit Harav” fue inaugurada en 1923, en presencia del Alto Comisario de Palestina, Herbert Samuel!

Un siglo después, la casa permanece exactamente tal y como fue durante su ocupación por el Rav Kook y su familia, los muebles en el mismo lugar, nada ha cambiado, incluso el olor a santidad que emerge de sus paredes….

El 25 de diciembre, Beit Harav tuvo el privilegio de recibir un nutrido grupo de miembros de Shavei Israel, jóvenes de una midrasha, junto con chicos de yeshivat hakotel.

Fue un momento de emoción y aprendizaje tanto por parte de los asistentes como en lo que respecta a mi persona, quien serví de guía de la visita. En conversación telefónica posterior con algunos de los visitantes, llama la atención que todos quedaron impresionados por la personalidad multifacética del Rav Kook – rabino, filósofo, poeta,  escritor, consejero, cabalista-, y que “siendo haredí, fuese tan abierto a los demás”.

Los visitantes tuvieron la oportunidad de conocer las distintas dependencias, como la oficina privada del Rav, el “heder haorhim” o sala de visitas (donde estuvo presente… Einstein… en una corta visita al Rav Kook!), la sala de exposición así como el Beit Hamidrash, cuna de la que hoy en día es la yeshivá Mercaz Harav, donde se encuentra una silla enviada especialmente para el Rav por el rey King George de Inglaterra.

Otro de los objetos de la casa imbuido de significado e historia, es el tapiz que el fundador de la escuela de arte Betzalel, Boris Schatz, le regalara al rav Kook.

Para finalizar quise sorprender a mis visitantes con la inspiradora canción “kanfei Ruah”, que en realidad es un poema del Rav Kook.

Ben Adam, ale lemaala alé

Hijo del hombre, vuela alto, vuela siempre alto, pues hay en ti una fuerza profunda. Alas de águila hay en ti.

No te olvides de ellas, úsalas, no vaya a ser que ellas te olviden…

Hijo del hombre, vuela alto, siempre alto….”

Quisiera de nuevo dar las gracias a Chaya Castillo, directora del departamento hispano de Shavei Israel, por su invalorable apoyo al constituir el grupo de visita, así como a lo largo de todo el encuentro.

Oro Jalfon

Comments

comments

Laura Ben-David
Laura Ben-David
laura@shavei.org